Dietas para diabéticos

La diabetes es una condición que requiere atención en la dieta alimenticia para mantener los niveles de glucosa bajo control y cuidar nuestra salud a largo plazo.

 

Sin embargo, a pesar de esta condición, cada persona con diabetes tiene la libertad de disfrutar de los alimentos de su preferencia. La clave está en manejar adecuadamente las porciones y las combinaciones de alimentos. 

 

Soy Carolina Castrillón, nutricionista especialista en diabetes y obesidad y estoy aquí para acompañarte en este proceso y ofrecerte consejos prácticos que te ayudarán a mejorar tu alimentación y a cuidar tu bienestar a largo plazo.

 

Tipos de diabetes

¿Qué tipos de diabetes hay?

Existen tres tipos de diabetes: la Diabetes Tipo 1 (DM1), la Diabetes Tipo 2 (DM2) y la Diabetes Gestacional.


La Diabetes Tipo 1 es una enfermedad crónica que afecta a personas de todas las edades, aunque es más comúnmente diagnosticada durante la infancia o la adolescencia. En este tipo de diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina, la hormona necesaria para permitir que el azúcar ingrese a las células y se convierta en energía. 

 

Aunque no existe una cura para la Diabetes Tipo 1, el tratamiento se enfoca en mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control a través de la administración de insulina y un plan de alimentación saludable.

 

La Diabetes Tipo 2 es la forma más común de diabetes y se caracteriza por la resistencia a la insulina o la producción insuficiente de esta hormona. A menudo relacionada con el sobrepeso y la obesidad, la Diabetes Tipo 2 solía ser una enfermedad de adultos, pero ahora está afectando a un número creciente de niños debido a los cambios en los estilos de vida y los hábitos alimenticios. 

 

Aunque tampoco hay una cura definitiva para la Diabetes Tipo 2, llevar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular y pérdida de peso puede ayudar a controlar la enfermedad y prevenir complicaciones. Sin embargo, si la dieta y el ejercicio no son suficientes para controlar la glucosa en la sangre, el paciente podría necesitar medicamentos para la diabetes o tratamiento con insulina.

 

diabetes gestacional consultas nutricionales

 

La Diabetes Gestacional es una condición que se desarrolla durante el embarazo y puede poner en riesgo tanto a la madre como al bebé. Aunque puede ser preocupante, la buena noticia es que la diabetes gestacional puede controlarse con un plan nutricional adecuado, actividad física y, en algunos casos, medicamentos. 

 

Con el cuidado adecuado durante el embarazo y después del parto, la mayoría de las mujeres con diabetes gestacional pueden esperar que sus niveles de glucosa vuelvan a la normalidad.

 

Influencia de la diabetes en la dieta diaria

 

¿Cuánto debe influir la diabetes en mi elección de alimentos en mi dieta diaria? 

La buena noticia es que: ¡la diabetes no debe definir lo que comemos! ya que la persona con diabetes puede comer cualquier alimento, solo tiene que cuidar la porción y cómo combina los alimentos de su dieta.

 

Es importante que aprendamos a equilibrar nuestras comidas para mantener niveles saludables de glucosa en sangre y promover nuestro bienestar general. La flexibilidad en la elección de alimentos es esencial para mantener un enfoque positivo y sostenible hacia la alimentación.

 

Por eso siempre digo que “no alimento malo, si no mal combinado”. Por ejemplo, si deseas disfrutar de tu postre favorito ocasionalmente, puedes hacerlo siempre y cuando ajustes otras partes de tu dieta para mantener un equilibrio nutricional adecuado.

 

Optar por una variedad de alimentos ricos en nutrientes, como frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros, puede ayudar a estabilizar los niveles de glucosa en sangre y proporcionar energía sostenida a lo largo del día.

 

Al mismo tiempo, es crucial limitar el consumo de alimentos procesados, altos en azúcares agregados y grasas saturadas, que pueden tener un impacto negativo en el control de la diabetes y la salud en general.

 

 

Principios básicos de una dieta para diabéticos

Entonces, ¿cuáles son los principios básicos de una dieta saludable para personas con diabetes? ¿qué alimentos deben priorizarse y cuales evitarse? 

 

Una dieta saludable para personas con diabetes se basa en una variedad de alimentos nutritivos que proporcionan los nutrientes necesarios para mantener un buen control de la glucosa en sangre y promover la salud en general.

 

 

Es importante incluir alimentos de todos los grupos principales para garantizar un equilibrio adecuado en la dieta. Por ejemplo:

 

  • Los alimentos de origen animal: como el pollo, la carne magra, el pescado y los huevos, son excelentes fuentes de proteínas de alta calidad, que son esenciales para el crecimiento y la reparación de tejidos.

 

  • Los lácteos: como la leche y el yogur, pueden ser parte de una dieta equilibrada, pero es importante considerar que los productos deslactosados pueden tener un impacto en los niveles de glucosa en sangre y deben consumirse con moderación.

 

  • Los cereales integrales: como la avena, el arroz integral y la quinua, son fuentes de carbohidratos complejos que proporcionan energía de liberación lenta y ayudan a mantener niveles estables de glucosa en sangre.

 

  • Las leguminosas: como las lentejas y los frijoles, son ricas en fibra y proteínas, lo que las convierte en una excelente opción para controlar el azúcar en sangre y mantenerse satisfecho por más tiempo.

 

  • Los tubérculos: como las papas, el camote y la yuca, son una fuente de carbohidratos saludables que pueden formar parte de una dieta equilibrada, pero es importante controlar las porciones para evitar picos en los niveles de glucosa en sangre.

 

  • Las grasas saludables: como el aceite de oliva, los frutos secos y las semillas, son importantes para la salud del corazón y pueden ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre.

 

  • En cuanto a las frutas y verduras, es importante priorizar las opciones frescas y en su estado natural, ya que son ricas en fibra, vitaminas y minerales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas frutas tienen un contenido más alto de azúcar que otras y deben consumirse con moderación.

 

  • Por último, es importante tener en cuenta de evitar los productos altamente procesados, como las golosinas, los snacks y los jugos y extractos de frutas, que pueden tener un alto contenido de azúcar y contribuir a picos en los niveles de glucosa en sangre.

 

Control de carbohidratos

¿Cómo se puede controlar el consumo de carbohidratos para mantener niveles estables de glucosa en sangre? 

 

Entiendo que controlar el consumo de carbohidratos puede sonar muy difícil, sin embargo, para personas con diabetes, es fundamental aprender a manejar adecuadamente estos nutrientes para mantener niveles estables de glucosa en sangre y mantener una buena salud.

 

Podemos incluir carbohidratos en las tres comidas del día pero de manera balanceada y acompañándolos de fibras y proteínas.

 

La fibra, que la encontramos en alimentos como frutas picadas, verduras frescas y semillas, es clave porque ayuda a ralentizar la absorción de glucosa en el torrente sanguíneo, evitando picos repentinos en los niveles de azúcar en sangre.

 

Asimismo, la proteína, presente en alimentos como carnes magras, queso y huevos, también desempeña un papel importante. La inclusión de proteínas en las comidas ayuda a prolongar la sensación de saciedad y a estabilizar los niveles de glucosa en sangre, lo que es especialmente beneficioso para aquellos que luchan por controlar su ingesta de carbohidratos.

 

Es importante destacar que, para las personas con Diabetes Tipo 1, es crucial tener en cuenta la cantidad de carbohidratos consumidos en cada comida. Esto se debe a que necesitan calcular la dosis adecuada de insulina para cubrir la cantidad de carbohidratos ingeridos y mantener un control óptimo de la glucosa en sangre.

 

Entonces, controlar el consumo de carbohidratos implica – nuevamente – saber combinar y equilibrar bien los alimentos ricos en fibra y proteínas, que ayuden a mantener niveles estables de glucosa en sangre.

 

Ejemplo de dieta para diabéticos

 

Aquí te dejo una opción concreta de un buen ejemplo de alimentación en un día de una persona con diabetes:


Desayuno

  • 1 porción de fruta: 1 taza de papaya o de piña o ½ taza de mango, o bien, 1 manzana o 2 granadillas.
  • 1 porción de cereal: puedes optar por 1 pan francés de panadería o una porción de avena cocida preparada con 2 cucharadas de hojuelas de avena.
  • 1 porción de proteína: incluye una fuente de proteína como queso, huevo, pollo o atún.
  • 1 porción de grasa saludable: agrega ¼ de palta o 4 aceitunas para obtener una fuente de grasa saludable.
  • Opcional: 1 fuente de lácteos como 1 taza de leche o 1 vaso de yogur, según tu preferencia.

    Almuerzo 

  • ½ plato plano de ensalada fresca: idealmente que contenga al menos 3 verduras, preferiblemente crudas, o que por cada 2 verduras crudas, se incluya 1 cocida.
  • 1 porción de proteína: puedes elegir entre 1 taza de lentejas o de frijoles, o bien, una presa grande de pollo, pescado, cerdo o pavo.
  • Fuente de cereal o tubérculo: acompaña tu almuerzo con una porción de papa, arroz, camote, yuca, pasta o choclo.
  • Fuente de grasa: agrega una fuente de grasa saludable como aceite de oliva, palta, aceitunas o frutos secos.
  • Bebida: No olvides incluir una bebida adecuada como agua o una infusión sin azúcar para mantener la hidratación.

 

Cena

  • 1 porción de fibra: incorpora verduras frescas para obtener una buena fuente de fibra.
  • 1 porción de fruta: incluye otra porción de fruta fresca.
  • 1 porción de proteína: asegúrate de incluir una fuente de proteína como pollo, pescado, queso o huevo.
  • Fuente de cereal o tubérculo (esta fuente de cereal dependerá de la situación de cada paciente)


nutricionista especialista en diabetes tipo 2

 

Recomendaciones de Carolina sobre planificación del plato de comida y horarios de comidas para personas diabéticas.

 

Espero haber podido ayudarte a conocer mejor cómo debe ser una dieta saludable para una persona con diabetes, qué alimentos no deben faltar y cuáles debemos evitar.

 

Como recomendaciones finales, no olvides que es fundamental asegurarse de que haya al menos cuatro horas de separación entre cada comida y evitar la ingesta de alimentos pasada las 8 p.m., esto ayudará a mantener los niveles estables de glucosa en sangre. 

 

Como se expone en la dieta modelo de un día de alimentación para personas con diabetes de la pregunta anterior, en cada comida debes incluir una fuente de fibra (como frutas picadas o verduras frescas) junto con una porción de proteína, (ya sea animal o vegetal), y una porción controlada de carbohidratos o lácteos, priorizando opciones saludables.

 

Si tienes alguna duda específica sobre cómo llevar tu alimentación según el tipo de diabetes, no dudes en ponerte en contacto conmigo vía whatsapp haciendo click aquí o si deseas agendar una cita, puedes ver mi disponibilidad en haciendo click aquí.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *